Celebran los 40 años de la creación de la Reserva Natural Provincial

 

 

 

Se trata de una de las reservas más grandes del país y representa uno de los más importantes destinos turísticos de la provincia.

Se celebro este sábado el 40° aniversario de la creación de la Reserva Natural del Iberá, el extenso humedal que protege la fauna nativa de Corrientes y representa uno de los más importantes destinos turísticos de la provincia.

Entre 1981 y 1982, un grupo de interesados por el destino de los Esteros del Iberá encabezados por Cr. Leonardo Aquino, emprendió la titanica gestión de convertirlos en Reserva Natural.

Así fue como finalmente este proyecto, que ya venia cosechado adeptos, entusiastas e incluso un grupo de trabajo en Colonia Carlos Pellegrini, se termina cristalizando en un Decreto-Ley de  creación de la Reserva Natural Provincial del Iberá  el 15 de abril de 1983,  comprendiendo 1.3 millones de hectáreas de la cuenca homónima.

Desde entonces, no sólo se inicia el trabajo de conservación del Iberá sino que la provincia comienza a concebir su sistema de áreas protegidas que constituyera las bases esenciales para el devenir  que nos alcanza en el presente con tantos bríos.

Por eso decimos que la Reserva Natural Provincial del Ibera es la columna vertebral sobre la que se erigió la realidad de hoy, desde la que nos proyectarnos como un modelo de conservación del patrimonio hacia el país y el mundo»,  sostuvo el reconocido naturalista Fernando Laprovitta sobre el aniversario de la reserva.

«No solo celebramos 40 años de existencia de nuestra Reserva. Celebramos el poder superar cientos de obstáculos y conflictos en el medio de un mundo desaprensivo del valor del patrimonio. Celebramos el haber podido crecer e infundir al Iberá de las dotes naturales y culturales que nunca debió perder»,  sostuvo.

«Celebramos  la pasión, el compromiso, la entrega y dedicación de tanta gente a lo largo de estos 40 años con el solo objetivo de conciliar nuestra cultura y nuestra naturaleza en una expresión que valga la pena resguardar», continuó.

Finalmente destacó,   «en 40 años nunca perdimos el norte y nos mantenemos en la común-unión que demanda la tarea de perpetuar el patrimonio como sustento elemental para la vida misma».

LA RESERVA NATURAL DEL IBERÁ, UNA DE LAS MÁS GRANDES DEL PAÍS 

El área protegida alberga un gran despliegue de fauna como los  inambúes, yacarés negro y overo, carpinchos.

Asimismo, forman parte del elenco estable especies amenazadas como el  ciervo de los pantanos, el aguará guazú, los capuchinos, corbatitas  y otras aves de pastizal que encuentran un refugio crucial en los ambientes naturales del Iberá.

Además, por su tamaño y calidad de hábitat, el área de conservación lleva un trabajo formidable en la reintroducción de especies localmente extintas como  el oso hormiguero, el tapir, el pecarí de collar, el venado de las pampas, el ocelote, el lobo gargantilla y el yaguareté.

En tanto, los pastizales, palmares de caranday y montes repletos de árboles de gran porte como el alecrín, higuerón, urunday, viraró, timbó y laurel negro conforman la flora del parque compuesto de cuatro núcleos separados de tierras, con esteros, ríos y lagunas que forman parte del ambiente natural.

 

compartir

Leer tambien

Cerca de 300 evacuados por la crecida del Río Uruguay en Corrientes

    Santo Tomé Carlos Molina desde Santo Tomé informó que están «Con cierto optimismo …