Mataron a un adolescente y Rosario acumula 111 crímenes en lo que va del año

 

 

 

El hecho ocurrió en el barrio La Cerámica. La víctima fue identificada como Jeremías Natanael López

Jeremías Natanael López, un adolescente de 15 años, fue asesinado a tiros en la madrugada de este miércoles en el barrio La Cerámica, en la zona norte de Rosario. Aparentemente, la víctima estaba con cuatro personas en la calle, cuando lo atacaron desde un vehículo, que todavía no estaba claro si era una moto o un auto. Recibió, al menos, ocho disparos.

La balacera ocurrió a las 3 de la madrugada de este miércoles en la calle Siripo al 1400, casi en la intersección con Medrano. La víctima fue trasladada de urgencia hasta el Hospital Alberdi, donde se le hicieron las primeras curaciones, y como su estado era delicado, la derivaron al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez, donde murió cerca de las 4.

La investigación es llevada adelante por la fiscal de Homicidios Dolosos Marisol Fabbro, que envió a personal de la Brigada de Homicidios de la Agencia de Investigación Criminal a la escena del crimen. En el lugar no se hallaron testigos, por lo que se realizó un relevamiento de cámaras de videovigilancia de toda la zona. Agentes de la comisaría 30ª que asistieron al lugar encontraron dos vainas servidas calibre 45 que serán enviadas a peritar.

Con este hecho, el departamento Rosario acumula 111 homicidios dolosos en lo que va del año, según el Observatorio de Seguridad Pública, organismo provincial integrado por el Ministerio de Seguridad y el Ministerio Público de la Acusación. De este número, 26 ocurrieron en enero, 32 en febrero, 22 en marzo, 21 en abril y 10 en lo que va de mayo.

El anterior asesinato de esta semana ocurrió el lunes pasado a la tarde noche en el barrio Santa Lucía, en la zona oeste. Carlos Antonio Prior fue llamado por su nombre por tres sospechosos que se metieron al pasillo de su casa. Cuando el hombre se asomó, le dijeron que venían de parte de un tal «Alfredo» y le dieron tres tiros en el pecho que resultaron mortales.

«Era una persona excelente, un buen hombre. Le faltaba una pierna y trabajaba de remisero. Tenía tres hijos. Él se separó de su mujer, que se fue a vivir a la vuelta con los dos hijos más chicos, que van a la escuela. El más grande trabaja y vive en la casa de Carlos», contó una vecina al diario La Capital.

El domingo pasado fue acribillada Valeria Cecilia Nasca, una mujer de 45 años que había sido condenada en octubre de 2021 como integrante de la banda del capo narco Esteban Lindor Alvarado.

Nasca fue emboscada en la puerta de un galpón situado en Liniers al 2600, en la zona oeste, por un sicario que se había hecho pasar por el comprador de un tráiler que Nasca intentaba vender. El atacante huyó en un Ford Focus gris que fue hallado minutos después por el Comando Radioeléctrico en Teniente Agneta al 2100.

El auto tenía pedido de captura por robo, ya que había sido sustraído el 24 de febrero pasado en Eva Perón al 9000, en barrio Fisherton.

Nasca, al momento de la balacera, estaba a pocos metros de su pareja Jorge Antonio Benegas, condenado también como miembro de la organización de Alvarado. La mujer recibió en 2021 una pena condicional de tres años de prisión por haber participado en maniobras de lavado para darle apariencia legal al dinero de la estructura delictiva, tras aceptar su culpa en un proceso abreviado. Benegas fue condenado también por el mismo delito.

compartir

Leer tambien

Recuperaron una motocicleta que fue robada y luego abandonada en la calle

    La motocicleta fue sustraída el pasado sábado en la localidad de San Roque. La …