Lionel Messi, referente como siempre, capitán como nunca

 

 

 

Al crack rosarino ya no le pesan las obligaciones que conlleva tener el brazalete del seleccionado y lo reafirma cada vez que enfrenta una cámara y un micrófono, además de hacerse dueño del equipo en la cancha.

Lionel Messi cumplirá el próximo viernes contra Países Bajos, por los cuartos de final de Qatar 2022, su partido número 17 como capitán del seleccionado argentino en mundiales, una cifra histórica que magnifica su evolución en su rol de líder y referente.

El astro argentino igualó contra Australia la marca de 16 partidos como capitán de un seleccionado en Copa del Mundo que en las otras primeras 21 ediciones solo había registrado Diego Armando Maradona, y con su presencia ante Países Bajos el próximo viernes escribirá un nuevo capítulo de su historia en el fútbol.

Más allá de los números, que para Messi siempre estuvieron en un segundo plano, la histórica marca sirve de disparador para analizar su evolución como capitán y lo que representa como líder del plantel dirigido por Lionel Scaloni.

Es difícil hablar de una “nueva versión” de Messi cuando lleva 18 de sus 35 años como futbolista profesional y acaba de cumplir 1000 partidos.

Sin embargo, en el ciclo de Scaloni hacia este Mundial en Medio Oriente se destacan varias situaciones que elevaron la figura de Messi como dueño del brazalete que se puso por primera vez en Sudáfrica 2010.

Una de las últimas, y no por cercanía en el calendario, fue la arenga que dio en el vestuario del estadio Maracaná en la previa de la final de la Copa América contra Brasil que se conoció a través del documental “Sean Eternos”.

Está claro que ese título, el primero del seleccionado argentino después de 28 años, liberó de presiones al ganador de siete Balones de Oro.

En la previa de la Copa América de Brasil 2021, Messi se hizo cargo nuevamente de su rol de referente y brindó la primera conferencia de prensa -en modo virtual por la pandemia- en la que habló de finalmente “dar el golpe” luego de las frustraciones pasadas.

Después de la fatídica derrota en el estreno en Qatar 2022 se hizo cargo y apuntó hacia el futuro con un mensaje esperanzador: “Que la gente confíe, no los vamos a dejar tirados”, aseguró.

Estos detalles, no obstante, hubieran perdido relevancia sin una respuesta en el campo de juego. Y el 10 cumplió.

Ante el equipo de Gerardo Martino apareció en un momento decisivo para abrir el marcador con un golazo y guió la recuperación del equipo inseguro por haber perdido esa sensación de imbatibilidad.

El penal fallado contra Polonia no lo desanimó e incluso después del partido remarcó que esa situación había fortalecido al equipo que resolvió la victoria y clasificación con los goles de Alexis Mac Allister y Julián Álvarez.

En el inicio del “a todo o nada” contra Australia y en su partido mil, Messi mostró una de sus mejores versiones futbolísticas de los cinco mundiales. No solo volvió a destrabar un duro partido sino que también asumió un papel fundamental para cuidar la pelota en los momentos complicados y levantó el “pagaré” de convertir goles en fases eliminatorias.

El único jugador argentino con cinco Mundiales, el que más partidos disputó con 23, el máximo goleador histórico del seleccionado argentino con 94 y el segundo (a uno de Gabriel Batistuta) en Mundiales con 9, se aproxima a dejar una huella más en Qatar 2022.

compartir

Leer tambien

9 de Julio: Chaquito Campeón

      El sábado por la tarde noche se vivio una jornada deportiva en …