Home / Provinciales / Yatay Ti Calle: Nació en 1919 como una escuela rancho y un siglo después, sus alumnos acceden a internet

Yatay Ti Calle: Nació en 1919 como una escuela rancho y un siglo después, sus alumnos acceden a internet

 

 

n El transcurso del tiempo, combinado con una serie de adversidades y la falta de mantenimiento, provocaron que durante muchos años permaneciera inhabitable el edificio de la Escuela Nº 683 “Adolfo Badaró” de Costa Batel (Yatay Tí Calle). Sin embargo, la Dirección Nacional de Vialidad -que apadrina a la comunidad educativa rural- no sólo restauró sus instalaciones sino que además articuló acciones con Aerolíneas Argentinas y el Gobierno de la Provincia. Como resultado de ese trabajo conjunto, ayer se habilitó la primera sala de informática con acceso a internet. Un acto del que participaron alumnos, docentes, tutores, funcionarios e integrantes de cada uno de los organismos que intervinieron en el proyecto del colegio que el pasado miércoles 2 conmemoró su centenario.
En 1919 nació “como una escuela rancho”, recordó María Nemesia Almirón de Pérez, una pobladora y ex alumna de la entonces Escuela Nacional Nº 283. Luego, al ritmo del crecimiento de la actividad económica y poblacional de la zona, surgió la necesidad de contar con instalaciones más adecuadas.
“Mi suegra fue quien donó la tierra en la que está construido el establecimiento educativo. Las obras se hicieron a fines de la década del 40. Y para 1951 ya se dictaban las clases acá”, contó  María Nemesia mientras ingresaba al edificio que fue restaurado por la Dirección Nacional de Vialidad. Un proceso que comenzó años atrás, más precisamente en diciembre del 2011.
En aquella oportunidad, el organismo se comprometió a reparar al menos dos aulas de las instalaciones que exhibían un nivel de deterioro imposible de ocultar:  sectores sin techo, aberturas sin vidrios y paredes que comenzaban a perder parte del cemento que cubría los antiguos ladrillos.
Por aquellos días, sólo los niños del nivel inicial daban clases en uno de los salones  del edificio escolar. Los demás alumnos que cursaban de primero a sexto grado estaban todos juntos en lo que -en el pasado- fue la casa de los maestros. Una construcción que albergaba a los estudiantes, la oficina de la directora y hasta la cocina.
Era esencial que refaccionaran eso. Ni los docentes ni los tutores sabían cómo harían para cambiar esa realidad porque no contaban con los recursos. Por eso, pidieron ayuda a Vialidad Nacional, que los apadrina a ellos  al igual que a la Escuela Nº 819 “San Francisco de Asís” de Cañada Baí.
Y el compromiso asumido en aquel entonces se fue transformando en una serie de trabajos de restauración. Fue así que, en el 2015, la comunidad educativa del nivel primario logró volver al edificio construido hace varias décadas. De a poco y con el acompañamiento de la comunidad educativa, las mejoras de las instalaciones continuaron. Esto permitió que allí se habilite una extensión áulica para el nivel secundario y en el 2018 también se mudó allí el nivel inicial.

Uniendo destinos
Precisamente, previo a la inauguración de la sala de informática con acceso a internet, funcionarios y docentes recorrieron las instalaciones restauradas.
Mientras que los alumnos participaban de una charla referida a la necesidad de tener precaución al transitar por la ruta, a fin de evitar la muerte de los animales de la zona que cruzan de un lado a otro.
Concluida esa actividad, comenzó el acto con la lectura de las salutaciones enviadas por la gerenta regional NEA de Vialidad Nacional, Ingrid Jetter, y el supervisor escolar. Luego, ingresó la bandera de ceremonias portada por un alumno y escoltada por dos niñas. A continuación se entonaron las estrofas del Himno Nacional Argentino.
El acto continuó con las palabras alusivas de la directora del colegio, Natalia Vázquez. “Hoy es un día en que el sol brilla más que nunca aunque esté nublado”, expresó al comenzar su discurso. En este contexto, hizo hincapié en la trascendencia de que la escuela pueda tener no sólo computadoras sino que además puedan contar con conexión a internet. Herramientas que -destacó- contribuirán con el aprendizaje escolar.
Después, agradeció a cada uno de los organismos que brindaron su apoyo: el Ministerio de Educación de la Provincia, el Ministerio de la Producción, Vialidad Nacional y Aerolíneas Argentinas. “Nuestras sala lleva el nombre ‘Uniendo destinos’ porque Vialidad une caminos y Aerolíneas lleva a distintos destinos”, subrayó. Tras lo cual agregó que “sepan cada uno de ustedes que, además de esas miradas tiernas y sonrisas sinceras, se llevan un eterno agradecimiento”.

Teleconferencia
Después, fue la subgerente de Responsabilidad Social Institucional María Sosa la encargada de expresar unas palabras que dieron lugar a una teleconferencia especial en la que se utilizaron equipos donados por Aerolíneas y la conectividad provista por el Gobierno provincial.
El medallista olímpico Sebastián Crismanich desde Buenos Aires dialogó con los chicos que estaban en una de las galerías del colegio de Costa Batel.
Durante la charla, el  taekwondista que en el 2012 obtuvo una presea dorada para la Argentina, se comprometió a visitarlos y darles una clase especial.
Seguidamente, fue el ministro de Producción Jorge Vara quien se expresó ante la comunidad educativa. Explicó que la instalación de la antena para internet fue solventada por el Fondo de Desarrollo Rural que precisamente es presidido por él.
A la vez, remarcó que este tipo de acciones forman parte de los tres ejes de la actual gestión provincial: inclusión, modernización y desarrollo.
En representación de Aerolíneas Argentinas habló la jefa de Sustentabilidad, Comunidad y Relaciones Institucionales, Silvia Fischer (ver recuadro). En primer término, contó cómo surgió el trabajo conjunto entre Vialidad Nacional y Aerolíneas que dependen del Ministerio de Transporte de la Nación. Y luego destacó el trabajo que día a día realizan las docentes Natalia Vázquez (directora), Adriana Lizardia, Vanesa Vázquez y Carina Luque Valiente.
Las palabras alusivas se interrumpieron por unos minutos para realizar el corte oficial de las cintas del que participaron Vázquez, Fischer, Vara, el jefe del distrito Nº 10 de la Dirección Nacional de Vialidad Carlos Londra y un estudiante.
Acto seguido, alumnos, docentes, tutores y vecinos ingresaron a la sala para observar el equipamiento con conexión a internet.
Fue uno de los momentos de mayor algarabía de los alumnos que no ocultaron su entusiasmo de sentarse frente a las computadoras.
Sin embargo, la ceremonia inaugural no concluyó allí. Posteriormente, Londra también expresó un breve discurso y agradeció a todo el personal de Vialidad Nacional que trabajó para acondicionar la escuela.
En tanto, las docentes entregaron certificados como reconocimientos a cada uno de los representantes de las instituciones que contribuyeron con la instauración de la sala de informática.
Y antes del tramo final de los festejos, el colegio proyectó un audiovisual con la evolución de los trabajos ejecutados en la escuela. Imágenes que fueron acompañadas por la interpretación de la canción “Color Esperanza”, por parte de los chicos.
Después, todos se trasladaron hasta el restaurado comedor del colegio, donde compartieron un almuerzo que fue elaborado por las madres de alumnos que cursan en el colegio: Silvana y Marina.
Sus hijos, al igual que los demás alumnos, también disfrutaron del guiso de arroz. Comieron rápido ya que tenían prisa para ir a un lugar: la sala de informática “Uniendo destinos”.

Compartir

Leer tambien

Fiesta Nacional de la Horticultura: con tres jornadas se celebra el aniversario de plata

    Desde hoy y hasta el domingo se realizará en Santa Lucía la 25ª …