«Wado» de Pedro: «Somos la única fuerza política transformadora»

 

 

Para ello instó a volver a «caminar ciudad por ciudad, barrio por barrio, provincia por provincia». Exhortó a «reconstruir el sueño del peronismo». Y consideró que así «hay 2023 a nivel nacional y hay 2025 en la provincia de Corrientes». Wado admitió implícitamente que no le saca el cuerpo a la candidatura presidencial, aunque prefirió respetar los tiempos de la candidata natural del espacio.

En la antevíspera y luego de participar en una nueva cumbre de gobernadores del Norte Grande en la ciudad de Corrientes, el ministro del Interior, Eduardo «Wado» de Pedro se hizo tiempo para reunirse con la militancia peronista provincial en el local del Sindicato de Empleados de Comercio.
Comenzó haciendo gala de su prudencia y del manejo de los tiempos que le imponen las circunstancias, y replicando a Rodolfo Martínez Llano -que había revelado que siete meses atrás le instaló la necesidad de subirse al ring de cara a 2023- señaló: «No me hago responsable y no me hago cargo de las palabras del compañero anterior». Una respuesta acorde a su perfil de avezado equilibrista en el escenario fangoso de la interna peronista nacional.
Luego de escucharse algunos conceptos de representantes del peronismo provincial, Wado se dirigió a los presentes para que redoblen el esfuerzo de cara a 2023 y al desafío mayor de recuperar la Provincia en 2025.
«Tenemos que volver, compañeros y compañeras, a caminar ciudad por ciudad, barrio por barrio, provincia por provincia; tenemos que reconstruir el sueño del peronismo, tenemos que volver a convencer porque hay 2023 a nivel nacional y hay 2025 en la provincia de Corrientes si nos ponemos de acuerdo en que somos la única fuerza política transformadora», dijo en el momento de más alta exhortación al trabajo militante.
Comenzó recordando el último acto del 17 de noviembre, Día de la Militancia, calificándolo como «un baño de esperanza, de sueño; fue ver otra vez a esa luchadora que fue dos veces Presidenta, que fue la compañera de Néstor Kirchner, un dirigente que a nosotros, por lo menos los que militábamos el territorio, los que militábamos en distintos ámbitos, fue el dirigente que nos puso a discutir en el peronismo, que nos puso a gestionar y que nos dijo: la política es la herramienta de transformación. Si no transforman se van, acá venimos a trasformar y tenemos que estar dispuestos a irnos al minuto 0 en la época en donde la transformación no se aparte de la gestión y de la institucionalidad».
«El militante trabaja y transforma -agregó-. Entonces, los que nos formamos con ese hombre que siempre estuvo dispuesto a irse, él decía el día que no pueda cambiar algo me voy y no voy a especular… No vamos a especular. La política está y la gestión se va rápido, en 4 años, pueden ser 8 y pasa rápido. La especulación va en contra de esa capacidad de transformación».
«Entonces hay que dejar de hablarnos entre nosotros en términos de ese falso pragmatismo, queremos dirigentes con convicciones y accionar pragmático», agregó.
Destacó conceptos del ex diputado, Rodolfo Martínez Llano, que lo había precedido en el uso de la palabra y quien había lamentado las «discusiones irresponsables» de dirigentes del Gobierno nacional. «Eso tiene que ver -explicó de Pedro-, con un llamado desesperado de algunos dirigentes a su Gobierno, que no escucha».
Admitió que «se vuelve medio tensionante y medio cansador ver cómo dirigentes de la misma fuerza política discuten; pero algunos entienden que no hay otra forma, después de años diciendo las cosas en un ámbito oportuno, concreto; después se vaciaron los espacios de discusión».
Alertó a todos que «este es el año y ya nos queda poco, es el año de intentar corregir el rumbo económico del Gobierno. Hay que ayudar al Ministro de Economía, pero tenemos que ser conscientes que 2023 depende de la discusión de cómo resolvemos el poder adquisitivo y cómo resolvemos la lucha contra la inflación».
Más adelante recordó que «en algunos plenarios en el partido lo dije: trabajemos la unidad, usen a los dirigentes nacionales, usen a los dirigentes del Partido Justicialista a nivel nacional; pero no es posible si la dirigencia provincial no se pone de acuerdo».
Al referirse a las políticas de Estado y al futuro del Norte Grande, dijo que «para que haya trabajo en cada rincón necesitamos obras que rompan esos desequilibrios históricos que hay entre la región centro y el resto de la Argentina».
Y aconsejó a los peronistas correntinos: «Tenemos que tener el proyecto de provincia para cuando nos toque el turno o para empujar, corregir y hacer que se produzca un gobierno peronista en la provincia de Corrientes, porque no puede ser que no podamos incorporar a un proyecto nacional y popular a una provincia tan indispensable como lo es esta».

Una pequeña clase de peronismo

En otros momentos de su alocución ante la militancia peronista correntina, Wado de Pedro hizo referencia al «proceso estratégico, de largo plazo» que debe encarar el peronismo.
Más adelante reivindicó el liderazgo de Cristina Fernández de Kirchner, expresando: «Cuando la veíamos a Cristina solita frente a un estadio lleno de militancia, decíamos casi la matan… Casi la matan, le gatillaron en la cabeza, le gatillaron a la actual Vicepresidente de la Nación y sectores del Poder Judicial encubren un hecho tan peligroso para la vida institucional de la Argentina».
«Y los medios -agregó-, algunos medios desde el día cero comenzaron con versiones de auto atentado, de que era un arma de agua y eso tiene que ver, a mi humilde forma de pensar y de ver la realidad, con la capacidad de transformación y con la decisión política y la voluntad de Cristina de querer generar felicidad a lo largo y ancho de nuestra Argentina, en el pueblo entero».
Señaló que «cuando uno mira el problema de la inflación, cuando uno mira los números y cuando uno analiza los gobiernos peronistas, el gobierno peronista utilizó la capacidad de transformación, de intervenir que tiene el Estado para generar justicia social».
«Y la justicia social -añadió- tiene que ver con el poder, llegar a cumplir sueños. Y hoy algunos sueños se cumplen con el bolsillo del poder adquisitivo y el poder adquisitivo se trabaja, se gestiona, se milita todos los días».
Admitió, en una clara crítica al Presidente, que algunos sectores del propio gobierno «no escuchan que hay que mejorar la ecuación de los trabajadores y trabajadoras. Que tienen que mejorar el poder de compra. El poder de compra reactiva el comercio interno. El poder de compra genera mercado y genera reactivación económica en las Pymes. Las Pymes vuelven a generar trabajo».
Aclaró que «cuando nos vean pelear, no siempre tiene que ver con cuestiones personales. Hay muchas peleas que son por cuestiones personales, pero hay muchas que son peleas nobles, peleas que se dan con mucha conciencia y que tiene que ver con pensar el rumbo de un Gobierno nacional, popular, que es el gobierno del Frente de Todos».
Reiteró su compromiso con el pueblo argentino y correntino: «Y lo digo acá en un plenario, en una reunión de esta hermosa provincia de Corrientes que saben que siempre cuando vengo, saben que me gusta, saben que mi corazón fue conquistado alguna vez por una correntina hace un montón de años…».
Haciendo un poco de historia, recordó cuando «conformamos el Frente de Todos allá por el año 18 y 19, donde nos cansamos de comer choripanes, de hacer reuniones, de pasarnos facturas, donde trabajamos fuertemente en cuál era el objetivo».
Advirtió que «si hay demasiadas discusiones personales, hay que poner por delante el proyecto de provincia ¿Qué provincia queremos? ¿Qué proyecto de provincia soñamos? ¿Qué proyecto de provincia le van a decir al pueblo correntino que van a ser capaces de armar?»

compartir

Leer tambien

Milei arremetió contra Ignacio Torres y sube la tensión con Chubut: «Es un pobre chico»

    El Presidente volvió a criticar al gobernador en medio de la fuerte disputa …