Senado: El Frente de Todos no logró quórum y terminó el período de extraordinarias sin sesionar

 

 

El oficialismo pretendía en la jornada de este jueves desarrollar una sesión doble en el Senado: definir las autoridades de la Cámara y avanzar en una serie de proyectos impulsados por el Ejecutivo. Sin embargo, solo se terminó llevando a cabo la primera parte del plan, la sesión preparatoria que ratificó a las actuales autoridades. Es marco, fue también el escenario para la presentación en sociedad del nuevo bloque Unidad Federal que rompió con la bancada oficialista y dejó al Frente de Todos más lejos aún de conseguir el quórum para sesionar en un Congreso paralizado por Juntos por el Cambio. Durante una rueda de prensa previa a la Preparatoria, el jujeño Guillermo Snopek (que preside el nuevo bloque de cinco integrantes), la puntana Eugenia Catalfamo y la cordobesa Alejandra Vigo ratificaron su intención de poner en discusión “por fuera de la grieta” una “agenda federal”. Desde el oficialismo, el jefe del interbloque del FdT, José Maynas, dio su opinión sobre el cisma en su bancada y aseguró que apuesta a un año legislativo de «consenso». Luego de las explicaciones, el oficialismo intentó debatir Ley de Alcohol Cero y la Ley Lucio en el recinto, pero no logró el quórum y cerró el período de Extraordinarias sin sesionar en la Cámara alta.

El nuevo bloque

Unidad Federal fue la atracción durante el regreso de los senadores al recinto, aunque solo para ratificar a sus autoridades. Snopek, Catalfamo y Vigo fueron los que presentaron en la previa al nuevo bloque ante los periodistas en una rueda de prensa en la que no estuvieron los otros dos integrantes de la nueva bancada: el entrerriano Edgardo Kueider y el correntino Carlos “Camau” Espínola.

“Fue una apreciación a título personal”, respondió escuetamente Snopek cuando lo consultaron por las críticas vertidas al presidente Alberto Fernández en su carta de renuncia al bloque del FdT y volvió sobre los objetivos del nuevo bloque: “Nos ubicamos en el centro con el interior. Es la discusión federal. Esas son las diferencias, no buscamos enfrentamiento, buscamos equilibrio entre la centralidad y el federalismo que marca nuestra Constitución”.

“Este espacio que conformamos es un espacio que va por encima de la grieta. Para generar una unidad lo que necesitamos es poder hablar, dialogar y pensar en el futuro del país y no en los personalismos”, agregó Catalfamo, alineada con el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá.

A Vigo le preguntaron si el nuevo bloque se alineará con la propuesta electoral que impulsa su esposo y gobernador cordobés Schiaretti. “Primero nos vamos a referenciar en nuestro propio bloque, para eso nos hemos constituido. Este nuevo bloque viene a poner el énfasis en una agenda federal para discutir y debatir”, esquivó la senadora cordobesa. Snopek salió al rescate. “Después viene el calendario electoral”, interrumpió el jujeño.

Snopek también se refirió a la relación con el ministro de Economía, Sergio Massa. “Lo vamos a invitar a Massa, creemos que el diálogo tiene que darse en el Congreso con las provincias. Y ese diálogo no se está dando y es lo que venimos a plantear acá: tarifas, transporte son todas del área de Economía”, dijo y reconoció que “no hay” diálogo con el Ejecutivo.

Asimismo, reconoció que le anticipó su postura a la vicepresidenta Cristina Kirchner: “Le planteé que hay una falta de respuesta del gobierno nacional” y que “vamos a trabajar en que todos tengan el protagonismo de sus provincias”.

El oficialismo no pudo esquivar responder sobre el nuevo escenario que se da en el Senado tras el cisma que provocaron los cuatro senadores que abandonaron el FdT. Y su vocero fue Mayans. «Tienen una agenda que quieren compartir con nosotros y les dije que no hay ningún problema, en todo lo que se pueda coincidir», sostuvo el jefe de la bancada oficialista tras un encuentro con los senadores que conformaron un nuevo espacio político.

«En todo lo que veamos posible con respecto al tema del Gobierno no tenemos problema en acompañarlos», sostuvo Mayans y adelantó que comienza «un año difícil porque es un año electoral». «No tengo ninguna duda de que todos los que estamos acá luchamos por el bien de la Argentina. Tenemos opiniones distintas sobre cómo hay que avanzar; en algunos casos coincidimos y en otros tenemos coincidencias», expresó antes, en el inicio de la sesión preparatoria.

Sesión fallida

Pero la idea original del oficialismo tropezó con la nueva conformación del Senado. El Frente de Todos pretendía desarrollar una sesión doble, es decir, realizar la elección de las nuevas autoridades y después progresar en la agenda de temas consensuados.

La Ley de Alcohol Cero y la Ley Lucio eran los dos proyectos en los que se pudo haber avanzado. Sin embargo, no obtuvo el número mínimo para abrir el debate en el recinto.

Si bien voces del oficialismo apuntaron contra Juntos por el Cambio por el quórum, lo cierto es que, de ahora en adelante, deberán consensuar voluntades con el flamante bloque de Unidad Federal.

Luego de la ruptura, el Frente de Todos queda constituido como un interbloque de 31 senadores divididos en dos bancadas: el Frente Nacional y Popular, con 19 legisladores, y Unidad Ciudadana, integrado por 12.

compartir

Leer tambien

Este lunes llega a Corrientes el presidente Javier Milei

    En el acto de conmemoración habrá una conferencia denominada «Una Argentina liberal es …