Home / Policiales / Murió el hombre que mató a martillazos a una ex candidata a concejala de Pilar

Murió el hombre que mató a martillazos a una ex candidata a concejala de Pilar

 

 

Matías Bernal, el único imputado por el femicidio de su pareja, la ex candidata a concejala de Pilar María Laura Sirera, murió este jueves en el hospital donde seguía internado tras cortarse en cuello luego de matar a la mujer.

Bernal, de 37 años, estaba internado en el hospital Alberto Balestrini de Ciudad Evita y el personal médico reveló que en las últimas semanas no quería comer y se arrancaba el suero.

El hombre había sido imputado por «homicidio doblemente agravado por el vínculo y por femicidio» de su Sirera, de 34 años, a quien mató de 18 martillazos en la cara y la cabeza el 18 de diciembre de 2019.

La fiscal Carolina Carballido, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Violencia de Género de Pilar, llegó a tomarle declaración indagatoria a Bernal a principios de enero.

El hombre expresó por escrito que no sabía que Sirera había muerto, y aunque reconoció que habían discutido, no dio detalles de lo sucedido.

El crimen salió a la luz luego de que un vecino Derqui denunciara la presencia de un Ford Ka detenido en el cruce de las calles Bahía Redonda y Henry Martin, en esa localidad del Conurbano bonaerense.

La policía encontró en el interior del auto a Bernal, que se había hecho un corte en el cuello.

Una vez establecida su identidad, la policía se dirigió a su domicilio en el barrio La Terraza de Pilar, donde encontraron a los familiares de Sirera que habían ido a la vivienda porque hacía varias horas que no sabían nada de ella.

El cuerpo de la abogada y ex candidata a concejala por el Frente de Todos estaba en el piso boca abajo con varios golpes en la cabeza que le provocaron hundimiento de cráneo.

La autopsia reveló que la víctima recibió 18 golpes en la cara y la cabeza provocados presumiblemente con un martillo hallado en la escena del crimen, y la data de muerte fue estimada en las 10 horas anteriores al hallazgo.

Sirera y Bernal tenían dos hijos varones, de 6 y 8 años, que no presenciaron el crimen porque estaban en la casa de sus abuelos.

La familia de Sirera contó que la pareja llevaba tres semanas en un proceso de separación por el que se turnaban para dormir en la casa.

Sirera se desempeñaba en Defensa del Consumidor municipal y había integrado la lista de concejales del Frente de Todos en las últimas elecciones.

Por su parte Bernal era militante del peronismo en Pilar y llegó a desempeñarse en el Consejo Escolar de esa localidad. Además trabajaba como distribuidor en una compañía de alimentos.

 

 

Compartir

Leer tambien

Femicidio: Un ex jugador de rugby quemó vivos a sus tres hijos y a su esposa

  El hombre no soportó que su mujer quisiera separarse y tomó la drástica decisión …