Messi se decidió por el Inter de Miami y expuso al Barcelona

 

 

 

El astro argentino continuará su carrera en la Major League Soccer y será la cara visible de la Copa América 2024 y el Mundial 2026 a realizarse en Estados Unidos. El propio futbolista lo confirmó en una entrevista conjunta con diarios deportivos españoles.

Lionel Messi puso fin a la intriga. El astro argentino anunció ayer en charla exclusiva con Mundo Deportivo y Sports que su carrera continuará en el Inter de Miami, en la Major League Soccer de Estados Unidos, descartando su propio interés de continuar en Barcelona de España por las trabas financieras del club y la falta de una oferta concreta.

“No vuelvo al Barça, iré al Inter de Miami. Tomé la decisión de que voy a ir a Miami. Todavía no lo tengo cerrado al cien por cien. Me faltan algunas cosas pero decidimos continuar el camino”, afirmó el rosarino en una nota con los medios españoles.

“Si no salía lo del Barcelona, quería irme de Europa, salir del foco y pensar más en mi familia”, añadió.

Messi, acaso el mejor futbolista de la historia, vio frustrada su vuelta a Barcelona de España, club que lo vio nacer profesionalmente y en las juveniles, después de varias semanas de negociación sin oferta formal.

El otro camino era el fútbol árabe, donde sobraba dinero pero faltaba convencimiento por parte del rosarino y su familia de irse a un país diferente en su cultura, más allá que es embajador deportivo.

El equipo que tiene al inglés David Beckham como dueño hizo todo lo posible para seducirlo, desde el estilo de vida hasta un proyecto deportivo desde mitad de año con posibles refuerzos de jerarquía y la llegada de un entrenador de talla internacional -suena Gerardo Martino-. En la actualidad hay tres argentinos Nicolás Stefanelli (ex Defensa y Justicia), Franco Negri (ex Belgrano de Córdoba) y Benjamín Cremaschi (convocado al Sub-20).

“Escuché que tenían que vender jugadores o bajar sueldo a jugadores en Barcelona y la verdad es que yo no quería pasar por eso, ni hacerme cargo de obtener algo que tuviera que ver con todo eso”, explicó.

“Tenía muchas ganas, mucha ilusión de poder volver, pero después de haber vivido lo que viví y la salida que tuve, no quería volver a estar otra vez en la misma situación: esperar a ver qué iba a pasar y dejar mi futuro en mano de otros”, aseguró el astro. La oferta de Inter no solamente cuenta con dos temporadas y otros beneficios (acciones en la franquicia en un bajo valor). Además, el complemento pasa por el negocio que podría tener con marcas de primer nivel y la complementación de la Copa América del año próximo y el Mundial.

Esta decisión le llevó unos días, luego de esperar con entusiasmo a Barcelona, que nunca consiguió los permisos ni le llevó un contrato, y tampoco le convenció renovar en PSG -tenía la opción- después del maltrato recibido. La propuesta de Inter es integral y Miami es una ciudad que él y su familia conocen por las vacaciones reiteradas.

El argentino vestirá de esta manera su tercera camiseta en el profesionalismo luego de su paso por París Saint Germain, a donde llegó con todas las luces y se marchó entre las sombras por la falta de amor y el exceso de críticas por parte de la prensa y los hinchas parisinos.

“Me siento bien, tranquilo, al haber terminado ya la temporada. Fue un año atípico por haber jugado el Mundial en el medio. Eso hizo que todo fuera diferente y que esté pensando ahora en los partidos con la Selección y en las vacaciones”, explicó.

“La verdad que el primer año en París fue muy difícil, como ya dije en alguna ocasión, por diferentes motivos. El segundo año, los primeros seis meses me sentí muy, muy bien, muy cómodo en el club, en la ciudad, con mi familia. En el medio estuvo el Mundial y creo que el Mundial marcó un poco a todos los equipos en general, marcó un poco la temporada, con una competición tan importante en el medio por primera vez. Creo que condicionó mucho la temporada. Esperaba terminar de otra manera, pero bueno, fueron dos años, los cuales, en general fueron difíciles para mí, pero que ya quedaron atrás”, sostuvo.

Respecto a la opción de inclinarse por el Inter, aclaró: “Quería tomar mi propia decisión, pensando en mí, en mi familia. Si bien escuché que se decía que LaLiga había aceptado todo y que estaba todo bien para que volviera, todavía faltaban muchísimas otras cosas que debían darse. Escuché que tenían que vender jugadores o bajar sueldo a jugadores y la verdad es que yo no quería pasar por eso, ni hacerme cargo de obtener algo que tuviera que ver con todo eso”, confesó.

“Ya se me acusó de muchísimas cosas que no fueron ciertas en mi carrera en el Barcelona y ya estaba un poco cansado, no quería pasar por todo eso. Y bueno, la vez que me tuve que ir también LaLiga había aceptado que me inscriban y al final no se pudo hacer. Bueno, tenía miedo a que volviera a pasar lo mismo y tenía que andar a las corridas también como pasó, que me tuve que venir acá a París a estar en un hotel mucho tiempo con mi familia, con mis hijos yendo al colegio y todavía estando en el hotel”, explicó.

Para finalizar, manifestó: “La verdad que lo económico nunca fue un problema para mí ni un obstáculo en nada. Incluso nunca llegamos a hablar del contrato ahora. Se pasó por encima una propuesta, pero nunca una propuesta formal, escrita, firmada, porque todavía no había nada y no sabíamos si se iba a poder hacer o no. Estaba la intención, pero no podíamos adelantar nada, incluso no hablamos de dinero formalmente. Si hubiese sido una cuestión de dinero me habría ido a Arabia o a otro lado. Me parecía muchísimo dinero y la verdad es que mi decisión pasa por otro lado y no por dinero”, cerró

compartir

Leer tambien

Durísima sanción a Boca Unidos: suspenden a 9 jugadores del plantel

    En un fallo del Tribunal de Penas de la Federación Correntina de Fútbol …