Home / Policiales / Ferretería ardió por siete horas y un bombero sufrió principio de asfixia

Ferretería ardió por siete horas y un bombero sufrió principio de asfixia

 

 

Un impactante incendio destruyó un reconocido local comercial de la zona norte de Goya, que ardió por más de siete horas y como consecuencia del hecho un bombero voluntario terminó hospitalizado con principio de asfixia.
Se trata del comercio denominado Lubricampo, que se halla por la avenida Tomas Mazzanti 215.
Desde la Comisaría Segunda informaron ayer que recibieron el aviso cerca de las 23.30 de que se estaba prendiendo fuego un comercio, por lo cual llamaron a los bomberos y se constituyó al lugar un patrullero para verificar la magnitud de la alerta.
Se encontraron ya con un foco ígneo muy avanzado y en total durante toda la madrugada debieron trabajar seis dotaciones de bomberos voluntarios en el lugar, indicó el portal TN Goya.
El local se dedicaba al rubro agrícola y a la venta de materiales de construcción, así como de lubricantes y elementos para el campo en general.
El fuego causó daños totales no sólo en el salón de ventas sino en todo el espacio. El local pertenece a una pareja integrada por Natalia del Valle Ferreyra y César Samaniego, confirmaron fuentes policiales.
Si bien se temía que las llamas se expandan hacia casas linderas, el trabajo de los bomberos fue arduo y constante. Incluso esto derivó en que uno de los voluntarios del escuadrón de Goya, identificado como Maniel Villanueva terminara con principios de asfixia.
Fue llevado con urgencia hacia el Hospital Regional Camilo Muniagurra, donde recibió la asistencia profesional médica.
Recién pasadas las 6 de ayer lograron controlar la situación, lo cual trajo alivio en toda la población, según manifestaron los propios vecinos por las redes sociales.
La Comisaría Distrito Segunda de Goya investiga la posible causa, para lo cual aguardan el informe de los peritos.

Compartir

Leer tambien

Conductor borracho despistó y terminó en un zanjón

    El hombre dejó el vehículo y se fue a su casa, desde donde …