El FMI reiteró que las negociaciones con el Gobierno son “constructivas”

 

 

Julie Kozack, directora de Comunicaciones del organismo, repitió que buscan “fortalecer el programa”.

Hubo preguntas sobre el avance de las negociaciones, cuándo terminarán o cuándo habrá una reunión cara a cara, sobre una eventual devaluación del dólar oficial y la capacidad del Banco Central para intervenir en el mercado cambiario, sobre la inflación, y si el Fondo Monetario Internacional (FMI) está hablando con el Gobierno sobre adelantar fondos por más de 10.000 millones de dólares el mes próximo para calmar las ansiedades cambiarias de la Argentina en la antesala de la elección presidencial.

Pero la directora de Comunicaciones del FMI, Julie Kozack, evitó brindar cualquier detalle sobre la negociación entre el Gobierno y el Fondo para reformular el programa económico, y solo se limitó a reiterar el mensaje habitual del organismo: las discusiones, dijo, eran “constructivas”.

“Hemos estado trabajando estrechamente con las autoridades”, arrancó Kozack, al responder varias preguntas sobre la Argentina en su habitual conferencia de prensa.

“El foco de las discusiones en curso es fortalecer el programa de las autoridades tomando en cuenta el impacto de la sequía. Las discusiones son constructivas, son discusiones virtuales, y comunicaremos sobre la Argentina y el desenlace de estas discusiones a su debido tiempo”, cerró.

Con ese mensaje escueto, el Fondo se mantuvo en la misma línea narrativa sobre la Argentina que ha ofrecido en las últimas semanas desde el inicio de las nuevas negociaciones, sin brindar indicios acerca de qué se está discutiendo, qué busca el Gobierno, y hasta cuándo pueden llegar a estirarse las discusiones. Según el cronograma vigente en el acuerdo, la revisión actual, la quinta del Acuerdo de Facilidades Extendidas (EFF, según sus siglas en inglés), debería estar terminada el próximo 10 de junio, incluida la aprobación del board del Fondo, pero se trata solo de una fecha indicativa.

El mensaje del Fondo, prácticamente calcado del que brindó a principios de abril y de nuevo esta misma semana, llega cuando las negociaciones se han estirado ya por más tres semanas desde mediados de abril, la última que el ministro de Economía, Sergio Massa, y su equipo económico pisaron Washington y acordaron con el staff del organismo volver a recalibrar todo el programa para acomodarlo a la realidad que dejó la peor sequía del último siglo, que provocó un agujero de 20.000 millones de dólares al país.

El recrudecimiento de la crisis puso al Gobierno y al Fondo a retocar el programa por cuarta vez. El acuerdo ha sido denostado por economistas en Buenos Aires y en Washington, que lo consideraron demasiado laxo desde su génesis. La negociación actual se da en el peor momento de la gestión del Frente de Todos y en medio de una fragilidad extrema de la economía, y ya prácticamente sin reservas disponibles en el Banco Central.  Los últimos pronósticos indican que la economía va camino a una dura recesión con una inflación desanclada, que ya se instaló bien por arriba del 100% anual.

compartir

Leer tambien

Nación decidió cerrar las oficinas migratorias de Paso de Los Libres

    Las delegaciones Corrientes, Mendoza y Río Gallegos absorberán “la demanda de trámites, la …