Cerca de 400.000 personas asistieron a las fiestas patronales de la Virgen de Itatí

 

 

El momento más emotivo fue la procesión náutica con la llegada de la Virgen de Caacupé.

Cerca de 400 mil personas asistieron a las fiestas patronales por el 123° aniversario de la coronación pontificia de la Virgen de Itatí, que culminó anoche con la misa de clausura y una procesión de antorchas.

Durante la mañana de ayer, miles de fieles se agolparon sobre las calles y la costanera para participar de la histórica procesión náutica y el encuentro, en medio del río Paraná, de la Virgen de Itatí, patrona de la provincia de Corrientes, con la Virgen de Caacupé, patrona del Paraguay, traída desde el país vecino.

La procesión partió a las 10 desde la Basílica de Itatí, con la figura de la Virgen llevada sobre los hombros de integrantes de la Prefectura Naval Argentina, hasta el río, y de allí en lancha.

Monseñor Adolfo Uriona, obispo de la diócesis de Villa de la Concepción del Río Cuarto, invitado a participar de las festividades y a brindar misa durante los últimos días, dijo que fue “impresionante el día hermoso que nos tocó para hacer la procesión náutica”.

“Muy interesante la comitiva paraguaya, que llegó al encuentro cantando y bailando en una lancha grande, y también se sumaron muchísimas lanchas privadas a la procesión y, a lo largo de toda la costa, miles de feligreses también saludaron con sus pañuelos y manos en alto”, relató.

Uriona, que pertenece a la congregación de la obra de Don Orione, agregó: “Para mí es muy familiar, soy marplatense y el primer santuario que conocí fue el de la Virgen de Itatí. Esto es una vivencia tan onda de la fe de nuestro pueblo, que nos enseña a mucho a todos nosotros, los sacerdotes, a escuchar a la gente y eso es una gran bendición”.

Luego del encuentro en el río, la multitud caminó al mediodía en procesión con las imágenes de ambas Vírgenes hasta la Basílica, para participar de la misa central celebrada por el obispo auxiliar de Corrientes, monseñor José Adolfo Larregain.

El párroco y rector de la basílica, Porfirio Ramírez, relató que “es una gran fiesta con mucha gente que llegó desde distintas provincias y también de los países vecinos como Paraguay y Brasil. Se calcula que vinieron más de 300.000 personas desde el comienzo de las fiestas patronales, desde el 9 de julio hasta este domingo”, señaló el cura. Sin embargo, tanto desde la municipalidad de Itatí y la Policía de Corrientes informaron que fueron cerca de 400 mil los asistentes durante el fin de semana a la casa de María.

Monseñor Andrés Stanovnik, saludó a través de las redes sociales de la Basílica de Nuestra Señora de Itatí: “Queridos padres orionitas, peregrinos y devotos de María de Itatí, les deseo una feliz fiesta de nuestra tierna Madre de Itatí”.

“Que ella nos lleve de la mano al encuentro de su divino hijo Jesús y nos colme de las gracias que necesitamos para caminar juntos y hacer lugar para que todos se sientan recibidos y amados”, expresó.

compartir

Leer tambien

Saladas busca crear la Fiesta Provincial del Desarrollo Emprendedor

    Así lo expresó el intendente de la localidad, Noel Gómez, en PM: «queremos …